SUAT - Meningitis, conocé en profundidad todo lo que involucra esta enfermedad. Parte 1

Novedades


04.06.2019

Consejos médicos

Meningitis, conocé en profundidad todo lo que involucra esta enfermedad. Parte 1

Se trata de la inflamación del tejido delgado -llamado meninge- que rodea al cerebro y a la médula espinal. Existen varios tipos de meningitis: la más común es la viral y ocurre cuando un virus penetra en el organismo mediante nariz o boca y se traslada hasta el cerebro. La meningitis bacteriana es rara, pero puede ser mortal; suele comenzar con bacterias que causan infecciones parecidas a la gripe y hasta incluso generar un ataque cerebral, sordera y lesiones cerebrales -también puede dañar otros órganos-.

La meningitis bacteriana se suscita ante infecciones meningocócicas o por neumococo; otras de las causas son las infecciones parasitarias y micóticas.

Los síntomas iniciales a veces son similares a los de la gripe, manifestándose durante varias horas o hasta días. En los mayores de dos años de edad aparecen los siguientes signos y síntomas: fiebre alta repentina; rigidez en el cuello; dolor de cabeza intenso que parece diferente a lo normal; dolor de cabeza con náuseas o vómitos; confusión o dificultad para concentrarse; convulsiones; somnolencia o dificultad para caminar; sensibilidad a la luz; falta de apetito o sed; y erupción cutánea, a veces como en la meningitis meningocócica.

Mientras que en los recién nacidos y bebés aparece: fiebre alta; llanto constante; somnolencia o irritabilidad excesivas; inactividad o pereza; alimentación deficiente; una protuberancia en el punto blando (fontanela) en la parte superior de la cabeza; rigidez en el cuerpo y cuello; y dificultad en consolar a los bebés con meningitis e incluso lloran más cuando se los carga. Hay que buscar atención médica de inmediato si presenta: fiebre súbita, dolor de cabeza fuerte, rigidez en el cuello, y náuseas o vómitos.

Meningitis bacteriana

Ingresa al torrente sanguíneo y viaja hasta el cerebro y la médula espinal provocando meningitis bacteriana aguda; además, se puede presentar cuando invade directamente a las meninges. Esto sucede ante una infección sinusal o en el oído, también puede darse a través de una fractura de cráneo y, en raras ocasiones, luego de ciertas cirugías.

Varias cepas ocasionan meningitis bacteriana aguda y las más frecuentes son:

  • Streptococcus pneumoniae (neumococo). La causa más frecuente de meningitis bacteriana en bebés, niños jóvenes y adultos. Con frecuencia provoca neumonía, infecciones sinusales o en el oído. La vacuna ayuda a prevenirla.
  • Neisseria meningitidis (meningococo). Es otra de las causas principales que suele provocar una infección de las vías respiratorias superiores y generar meningitis meningocócica cuando ingresa al torrente sanguíneo. Es muy contagiosa y afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. Puede provocar epidemias locales en las residencias estudiantiles, pensionados y bases militares. La vacuna también contribuye a prevenir la enfermedad.
  • Haemophilus influenzae (hemófilo). La bacteria Haemophilus influenzae tipo b (Hib) fue, en un momento, la principal causa de meningitis bacteriana en niños. Sin embargo, las nuevas vacunas han reducido considerablemente la cantidad de estos casos.
  • Listeria monocytogenes (listeria). Se encuentra en los quesos no pasteurizados, panchos y embutidos. Las mujeres embarazadas, los recién nacidos, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados constituyen la población más vulnerable. La listeria puede atravesar la barrera placentaria y la infección, en una etapa avanzada del embarazo, llega a ser mortal para el bebé.

Meningitis viral

Por lo general, es leve y a menudo desaparece por sí sola. Habitualmente, la causa es un grupo de virus conocidos como "enterovirus" que son más frecuentes a finales del verano y a principios del otoño. Los virus como el del herpes simple, VIH, paperas, el virus del Nilo occidental y otros también ocasionan este tipo de enfermedad.

Meningitis crónica

Es producida por organismos de crecimiento lento -como los hongos y la Mycobacterium tuberculosis- que invaden las membranas y el líquido que rodea el cerebro. Se manifiesta en el plazo de dos semanas o más, y los signos y síntomas son similares a los de la meningitis aguda: dolores de cabeza, fiebre, vómitos y pesadez mental.

Meningitis fúngica

Es relativamente poco habitual, genera meningitis crónica, puede ser similar a la bacteriana aguda y no se contagia de una persona a otra. La meningitis criptocócica es una forma fúngica frecuente de la enfermedad que afecta a las personas con deficiencias inmunitarias -como las que padecen Sida-. Es potencialmente mortal si no se trata con un medicamento antifúngico.

Otras causas

Esta afección también puede aparecer por causas no infecciosas, tales como: reacciones químicas, alergias a medicamentos, algunos tipos de cáncer y enfermedades inflamatorias como la sarcoidosis.

En una próxima edición se explicará sobre los factores de riesgo, las complicaciones, el tratamiento, la prevención, las vacunas, y la meningitis en los adultos mayores.

Dr. Oscar López
Médico de SUAT

En SUAT existe una gran variedad de especialistas para asesorarte contemplando todas tus necesidades personales. Más información ingresando aquí.