Otros consejos

14.10.2010


Problemas frecuentes

Alteraciones de la memoria en el adulto mayor

La memoria es la capacidad que tiene el cerebro de fijar, organizar y actualizar -evocar- y/o reconocer eventos del pasado psíquico. Esta evocación permite al individuo ubicar sus recuerdos en el tiempo y espacio. Además, la memoria se constituye como una función neurológica en la que se integran varias estructuras cerebrales de forma organizada. Cabe agregar que a las alteraciones de la memoria también se las conoce como deterioro cognitivo. Contrariamente a la creencia popular, las alteraciones de la memoria no son parte del envejecimiento normal; este punto es fundamental porque se puede estar frente a la primera manifestación de las demencias. Por lo tanto, de aquí surge la importancia del diagnóstico precoz y la detección de las alteraciones por parte del paciente y/o cuidador así como la correcta interpretación del profesional. La continuidad de esos pasos -detección, interpretación y diagnóstico precoz- deriva en la aplicación de un tratamiento adecuado.

Signos y síntomas

Existen diferentes tipos de memoria: corto, mediano y largo plazo. Se pueden ver afectadas cualquiera de éstas y, en general, sucede en ese mismo orden. Es decir, el paciente puede referir que no recuerda hechos recientes mientras conserva intactos los recuerdos del pasado; este panorama se presenta como la manera más frecuente del deterioro cognitivo. Hay que conocer, con la mayor precisión posible, el momento y la forma de inicio así como también la evolución de la alteración. Por lo tanto, la presencia de un informante válido -persona que conozca en detalle los acontecimientos del paciente- durante la entrevista médica es fundamental para la recopilación de datos.

La respuesta afirmativa a alguna de las siguientes preguntas debe alertar al informante sobre una posible alteración de la memoria:

  • ¿Pierde objetos de uso frecuente en su casa?
  • ¿Guarda elementos de importancia y luego no recuerda dónde los puso?
  • ¿Olvida detalles de hechos más o menos recientes?
  • ¿Repite siempre las mismas preguntas y relatos?
  • ¿Recuerda mucho mejor los hechos del pasado remoto?
  • ¿Olvida nombres de personas conocidas y cercanas, pedidos que se le hacen o la toma de la medicación?
  • Otra de las áreas cognitivas que puede verse afectada es la del lenguaje. La detección de alteraciones en alguno de los isiguientes ítems ayudará a determinar la afectación:

  • iniciativa verbal: la capacidad que tiene el individuo de comenzar a hablar.
  • Flujo: el número de palabras producidas. Si éste disminuye se convierte en un hecho anormal.
  • Contenido: imposibilidad de nombrar una palabra, cambiar una palabra por otra o inventarlas.
  • Las alteraciones cognitivas recién nombradas son las que se presentan con mayor frecuencia pudiendo manifestarse con otras en forma aislada o simultáneamente; pueden ir acompañadas por fallas en la atención, desorientación en el tiempo y/o espacio, incapacidad de planificar una tarea y llevarla a cabo. Por otra parte, existen alteraciones "no cognitivas" como son la depresión o la ansiedad, entre otras; la presencia de éstas puede sugerir una alteración cognitiva.

    Una vez detectados cualquiera de estos cambios es necesario determinar si repercuten en el funcionamiento del individuo. De esta manera, hay que estar atento sobre el grado de limitación que ejercen en las tareas cotidianas que realiza el individuo -si hay abandono de actividades sociales, incapacidad de manejar el dinero, de cocinar, vestirse, bañarse, entre otros-. En la actualidad, existe un gran número de tests dirigidos a la exploración de las alteraciones tanto cognitivas como no cognitivas.

    Causas y consulta con el médico

    Si bien la demencia es la primera causa que se debe descartar existen otras enfermedades que pueden presentarse como responsables de estos síntomas; sobresalen la depresión, la ansiedad, los trastornos de la glándula tiroides y anemia.

    La consulta con el médico es recomendable cuando se presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Disminución de la memoria a corto plazo que afecta el desempeño diario.
  • Dificultad en la ejecución de tareas familiares.
  • Dificultad en el lenguaje.
  • Desorientación en tiempo y lugar.
  • Disminución en la capacidad de juicio.
  • Problemas con el pensamiento.
  • Extravío de cosas y no recordar dónde las deja.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Cambios de la personalidad.
  • Disminución de la iniciativa.
  • Exámenes paraclínicos

    De acuerdo a la o las causas planteadas con anterioridad surgirán los estudios a realizar. En ciertos casos ni siquiera es necesario hacer exámenes. En cambio, con algunos pacientes hay que recurrir a sencillos análisis de laboratorio. Asimismo, existen casos que requieren el uso de técnicas más complejas como puede ser la resonancia magnética nuclear.

    El tratamiento estará supeditado a la causa del deterioro. Una vez que se determina que el desgaste cognitivo corresponde al inicio de una demencia hay que aplicar el tratamiento correspondiente que consta de medidas farmacológicas y no farmacológicas -se remite al lector al capítulo de demencias para ampliar la información-. En los casos que obedezca a otras causas -anemia o depresión, por ejemplo- deberá ser tratada en forma adecuada.

    Algunos de los métodos de prevención son: el control de los factores de riesgo vascular -presión arterial, diabetes, colesterol, tabaquismo-, realizar ejercicio físico adaptado a las características individuales y mantener una vida social activa que estimule las funciones intelectuales. Otro aspecto importante para mejorar la calidad de vida es la detección temprana del deterioro. Una vez que las alteraciones son captadas no hay que considerarlas como parte del envejecimiento normal.

    SUAT ayuda a estar informado sobre la salud y el bienestar. Si se detecta alguna de estas causas o síntomas hay que consultar con el médico.

    Dr. Oscar López

    Médico de SUAT

    Contacto con SUAT

    Enviar

    Debes ingresar tu e-mail

    Carné de Salud

    Carné de Salud Básico

    Más información