Otros consejos

20.10.2010


Salud General, Salud general

Infarto agudo de miocardio

Se establece como una de las formas de presentación de la cardiopatía isquémica. En otras palabras, es una enfermedad del corazón que se produce por obstrucción de las arterias coronarias, las cuales cumplen un papel fundamental al ser las responsables de nutrir ese órgano vital. La importancia de esta enfermedad radica en su alta frecuencia al establecerse como una de las principales causas de muerte en Uruguay.

El principal síntoma es el dolor intenso en el centro del pecho que suele ser prolongado -dura más de 30 minutos- y en ciertos casos está acompañado por sudoración y sensación inminente de muerte. En algunas circunstancias también se presentan palpitaciones y falta de aire. Hay que tener presente que la primera manifestación de esta enfermedad puede ser un paro cardíaco.

El desenlace toma lugar en forma inesperada al momento en que se ocluye una de las arterias coronarias; como resultado se produce la muerte -necrosis o infarto- de la porción de corazón que estaba siendo servida por esa arteria. Este evento ocurre en arterias que ya estaban enfermas y por acción de lo que se conoce como factores de riesgo vascular -tabaquismo, hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes, entre otros-. La carga genética cumple un papel fundamental; los individuos que tienen parientes que han padecido esta enfermedad están más propensos a sufrirla.

El diagnóstico de la enfermedad en su etapa aguda -cuando se está produciendo- se basa en tres pilares:

  • Las características del dolor.
  • El electrocardiograma.
  • La dosificación en sangre de marcadores de necrosis cardíaca.
  • El tratamiento esencial consiste en destapar la arteria responsable del infarto lo antes posible. Por este motivo, es de real importancia llevar a cabo un rápido diagnóstico. Los segundos son claves y existe una serie de tiempos que deben abreviarse:

  • El período en que un individuo tarda en reconocer los síntomas y solicita la asistencia médica.
  • Los minutos que demora en llegar la asistencia y el tiempo que toma el médico en establecer el diagnóstico.
  • El lapso de tiempo en que se pone en marcha alguno de los tratamientos existentes para destapar la arteria.
  • Existen dos formas de destaparla:

  • Mediante un medicamento -conocido como fibrinolítico- que se administra por vía venosa y tiene la propiedad de disolver el coágulo que está tapando a la arteria.
  • A través de un procedimiento invasivo que se conoce como angioplastia y se realiza mediante un cateterismo cardíaco. Consiste en llegar hasta el sitio de la obstrucción con la ayuda de un catéter y mediante la colocación de un "resorte" metálico -stent- se logra abrir la arteria ocluida.
  • Complicaciones

    Las más frecuentes son:

  • Arritmias; éstas pueden provocar la muerte del afectado.
  • Insuficiencia cardíaca; se trata de la incapacidad del corazón de bombear sangre para satisfacer los requerimientos de una vida normal.
  • Estas complicaciones se evitan al detectar la enfermedad cuanto antes y cuando se inicia el tratamiento de apertura de la arteria en la mayor brevedad posible.

    Una vez que un individuo ha padecido un infarto quedará con esa marca para el resto de su vida. Lejos de tomar esta experiencia como una frustración debe plantearse como un desafío para cambiar el estilo de vida que lo condujo a la enfermedad. Los hábitos tendrán que ser cambiados y la persona necesitará apostar por el ejercicio físico programado y una alimentación adecuada. Ambas medidas deben acompañarse por una serie de medicamentos capaces de detener el progreso de la enfermedad; constituyen lo que se conoce como "prevención secundaria" y son una serie de medidas farmacológicas y no farmacológicas. Estas acciones pretenden evitar otro infarto y una posible muerte. Asimismo, el objetivo principal es otorgar al paciente una buena calidad de vida.

    SUAT informa sobre los cuidados del corazón. La importancia del bienestar radica en la prevención y la puesta en práctica de un estilo de vida saludable.

    Dr. Oscar Bazzino

    Cardiólogo de SUAT

    Palabras clave: infarto, miocardio

    Contacto con SUAT

    Enviar

    Debes ingresar tu e-mail

    Carné de Salud

    Carné de Salud Básico

    Más información