Otros consejos

13.10.2010


Salud General, Salud general

Angina de pecho

Se la puede definir como un síntoma y, al mismo tiempo, como una enfermedad de las arterias coronarias. Esta afección tiene una forma estable, predecible y de bajo riesgo de muerte pero también un carácter inestable que, generalmente, precede a la ocurrencia de infarto de miocardio.

Cuando se presenta en su forma estable se caracteriza por un dolor en el centro del pecho -los que lo padecen se refieren a esta experiencia como si tuviesen una plancha sobre el pecho- que tiene lugar al realizar esfuerzo físico o al vivir una situación estresante. Este fuerte malestar cede en pocos minutos al permanecer en reposo o al administrarse - por vía sublingual- un grupo de fármacos conocidos como nitritos.

La forma inestable es de mayor gravedad porque puede estar anunciando un infarto o la propia muerte. En este caso, se caracteriza por dolor más intenso y prolongado que aparece en reposo y sin un claro desencadenante; muchas veces no se logra diferenciar de un infarto de miocardio

El de carácter estable se presenta como la manifestación de la aterosclerosis de las arterias coronarias que produce obstrucciones de variable grado pero sin llegar a la oclusión. Este proceso se ve favorecido por los factores de riesgo vascular, tales como: tabaquismo, hipertensión arterial, colesterol elevado y diabetes, entre otros. Hay que tener en cuenta que la carga genética influye mucho en esta enfermedad.

En el caso de la forma inestable, la causa es parecida a la del infarto al producirse una obstrucción incompleta de la arteria debido a un coágulo.

Cuando esta afección se encuentra en su etapa aguda -es decir, durante el momento en el que se está produciendo- el diagnóstico se basa en tres pilares:

  • Las características del dolor.
  • El electrocardiograma.
  • La dosificación en sangre de marcadores de necrosis cardíaca.
  • Éste difiere para cada forma de presentación. Si aparece en la manera estable, se procederá con la adquisición de un estilo de vida saludable; además, será necesario acompañarlo con fármacos que tienen por objetivo mejorar la irrigación del corazón mediante las arterias enfermas.

    Cuando es de carácter inestable se está hablando de un cuadro más grave y, por ende, requiere internación y tratamientos en base a reposo y medicamentos variados -aspirina, anticoagulantes, betabloqueantes y vasodilatadores-; en algunas oportunidades, deben ser sometidos a un cateterismo cardíaco de urgencia. En relación a las posibles complicaciones, el infarto de miocardio es el más frecuente y sucede, fundamentalmente, en los cuadros de forma inestable.

    Una vez que se diagnostica a la persona como portadora de una enfermedad coronaria se debe iniciar una serie de mediadas preventivas. Es prioritario adoptar un estilo de vida saludable basado en el ejercicio físico programado, alimentación adecuada y medicamentos para detener el progreso de la enfermedad.

    SUAT te recuerda los beneficios de la prevención y la importancia de mantener un estilo de vida sano.

    Dr. Oscar Bazzino

    Cardiólogo de SUAT

    Contacto con SUAT

    Enviar

    Debes ingresar tu e-mail

    Carné de Salud

    Carné de Salud Básico

    Más información