HISTORIA CLINICA

ACCESO

Cerrar

REGISTRO

Cerrar
  • Se ha enviado un e-mail a su casilla con los datos de acceso.

Recordar Contraseña

Cerrar

Completá los siguientes campos y te enviaremos tu clave por e-mail:

 

Consejos Médicos

14.11.2011   |   Salud reproductiva Volver

Diabetes gestacional. Parte 3

En dos ediciones anteriores se hizo referencia a la diabetes gestacional. En esta última entrega se tratarán con detenimiento otros puntos que están englobados en la misma temática.

Hipertrofia de tabiques cardíacos
Complicación presente entre el 35 y 40% de los embarazos con intolerancia materna a la glucosa. En el corazón existen cavidades que están separadas por tabiques; éstas son las aurículas y los ventrículos en número de dos -el izquierdo y el derecho- que se encuentran separados por el tabique interauricular y el interventricular, respectivamente. El tabique interventricular y las paredes ventriculares pueden estar involucrados de tal forma que aumentan el grosor de su pared; a esto se le denomina hipertrofia. A pesar de un buen control de la glucemia durante el embarazo los hijos de madres con diabetes gestacional (DG) pueden presentar hipertrofia de tabiques cardíacos y de las paredes ventriculares. Existen los casos en los que no se manifiestan mediante ningún síntoma en el período de recién nacido y tiende a remitir a los tres o seis meses de edad. Estos lactantes, en casos muy severos, tienden a poseer una coloración azulada denominada cianosis o síntomas de insuficiencia cardíaca después del parto. El aumento del azúcar en la sangre materna - hiperglucemia - determina que el feto en respuesta libere cantidades importantes de insulina, siendo esto una explicación de la cardiomiopatía. También pueden afectarse por persistencia de la circulación fetal en el período neonatal. Este tipo de lactantes tiene una resistencia a nivel de las arterias de su pulmón; como consecuencia los pulmones no oxigenan la sangre y no logran que ésta tenga un adecuado aporte de oxígeno. Por lo general, la incapacidad de los vasos sanguíneos para dilatarse es producto de varios factores: el mal aporte de oxígeno, el aumento de los glóbulos rojos o policitemia, entre otros.

Anomalías congénitas
Suelen ser más frecuentes en mujeres con diabetes pregestacional -es decir, diabéticas previo al embarazo, tanto tipo 1 como 2- en comparación con embarazos sin esta afección. Estas anomalías incluyen malformaciones en:

  • El sistema cardiovascular -corazón y vasos-.
  • Sistema nervioso central.
  • Aparato genital y urinario.
  • Sistema digestivo.
  • En el esqueleto.

  • Cabe destacar la importancia del buen control metabólico, es por eso que la planificación del embarazo es crucial . El aumento de los cuerpos cetónicos maternos - hipercetonemia - en forma sostenida durante el período embriogénico produce malformaciones congénitas y de persistir en el tercer trimestre este factor determina la disminución del coeficiente intelectual en el niño.

    Mortalidad
    La mortalidad perinatal ha sido una complicación frecuente en embarazos de pacientes diabéticas tipo 1 y se vincula con el mal control glucémico. Tanto la hiperglucemia como la hipercetonemia aguda y la hiperinsulinemia materna y, por tanto, fetales causan acidosis y falta de oxígeno en el feto; sin éste su vida puede estar en riesgo. Los óbitos en embarazos complicados por DG ocurren antes del diagnóstico de intolerancia a la glucosa o se relacionan con el mal control glucémico durante la gestación o por un antecedente de muerte o hipertensión arterial concomitante.

    Obesidad en la niñez
    Es un motivo de preocupación creciente a nivel mundial. La causa puede iniciarse dentro del útero. Si los lactantes se exponen a hiperglucemia u otros excesos de nutrientes, como lípidos o aminoácidos, en el tercer trimestre puede existir crecimiento fetal excesivo. Al nacer este peso se manifiesta por un incremento en el tejido adiposo que puede persistir en etapas tempranas de la vida y la adolescencia.
    Cuando el bebé nace con un peso de 4000 gramos o más se denomina macrosomía fetal y, por lo general, se resuelve al año de vida con poca diferencia en el índice de masa corporal (IMC) a los cuatro años. Después de los cinco años, los hijos de mujeres con DG y diabetes tipo 1 tienen un IMC mayor que los de mujeres con tolerancia normal a la glucosa. Esta tendencia a la obesidad continúa durante la adolescencia. Tanto el ambiente intrauterino como los factores genéticos son partícipes en la aparición de diabetes tipo 2, hipertensión arterial y obesidad.


    Desarrollo de diabetes tipo 2
    Además de la obesidad en la niñez y la del adulto, los lactantes de madres con DG tienen una incidencia más alta de intolerancia a la glucosa en etapas posteriores de la vida. La tolerancia anormal a la glucosa en estos individuos posee relación con mayores cifras de insulina en líquido amniótico, lo que provee pruebas adicionales de que el ambiente intrauterino influye a largo plazo en el crecimiento y desarrollo de hijos de madres diabéticas . Se ha observado que las mujeres con DG tienen factores de riesgo para desarrollar diabetes, tales como los antecedentes familiares y la obesidad, entre otros. Las mujeres expuestas a un ambiente metabólico anormal durante su propio desarrollo intrauterino tal vez no puedan cumplir con los retos de una mayor resistencia insulínica y presenten intolerancia a la glucosa. La desnutrición durante la gestación también puede causar alteraciones en el metabolismo de la glucosa y, por lo tanto, predisponer al síndrome de insulina resistencia. Por este motivo, se cree que los lactantes de bajo peso al nacer tienen un riesgo prolongado de alteración a la tolerancia a la glucosa y diabetes manifiesta, llamada hipótesis de Barker . El bajo peso aumenta casi al doble el riesgo de diabetes en adultos y otras manifestaciones del síndrome de insulina resistencia. Asimismo, el desarrollo neurológico a largo plazo puede afectarse por un mal control metabólico.

    Ante cualquier consulta relacionada a los temas explicados en estas tres últimas ediciones sobre Diabetes gestacional, SUAT te aconseja recurrir al médico para evacuar las dudas.

    Dra. Susana Scarone
    Endocrinóloga y Diabetóloga SUAT

    http://www.suat.com.uy/consejo-medico/80-diabetes-gestacional-parte-2/
    http://www.suat.com.uy/consejo-medico/72-diabetes-gestacional-parte-1/

    Palabras clave:  diabetes gestacional, diabetes

    Envianos tus consultas

    Enviar

     

    Diccionario Médico

    A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

    Boletín de noticias

    Suscribite a nuestro newsletter haciendo click aquí

    Contacto

    Administración21 de Setiembre 2474 - CP 11300
    Montevideo, Uruguay
    Tel: 2711 07 11
    mensajes@suat.com.uy