HISTORIA CLINICA

ACCESO

Cerrar

REGISTRO

Cerrar
  • Se ha enviado un e-mail a su casilla con los datos de acceso.

Recordar Contraseña

Cerrar

Completá los siguientes campos y te enviaremos tu clave por e-mail:

 

Consejos Médicos

18.05.2018   |   Salud general, Medidas preventivas Volver

¿Qué debo saber sobre la intolerancia a la lactosa?

Se presenta cuando una persona experimenta problemas para digerir la lactosa; es decir, el azúcar que se encuentra tanto en la leche como también en los productos lácteos. Igualmente, desde el punto de vista nutricional, no se recomienda eliminar el consumo de estos alimentos porque actúan como fuentes de calcio esenciales.

Los adultos necesitan una ingesta de entre 1000 y 1500 miligramos de calcio para mantener un correcto estado de salud ósea; al consumirlo desde edades tempranas, se estará proporcionando protección adicional ante la osteoporosis -hecho que se suele dar luego de la menopausia-.

Por lo tanto, se sugiere eliminar los síntomas molestos del consumo de lácteos buscando los que sí se toleran e incluyéndolos en una alimentación variada. Además, se aclara que el tratamiento tiene que ser personalizado y éste se confeccionará en función de la actividad enzimática residual de la persona que padece esta afección. De todas maneras, existen algunos tips nutricionales que se pueden aplicar:

  • Si la intolerancia es secundaria a una diarrea, medicamentos o enfermedad celíaca, habrá que excluir inicialmente la lactosa y reincorporarla en pequeñas cantidades con el fin de permitir la adaptación de la flora colónica.
  • Aplicar algunos cambios que afectarán al vaciamiento gástrico: ingerir alimentos que contengan fibra. Vegetales, frutas o cereales integrales pueden aumentar el tiempo en que la lactosa permanece en el intestino delgado y, por ende, mejorar su digestión.
  • Optar por productos sin lactosa, desde leches y derivados lácteos -yogures, cremas, queso, batidos o helados sin lactosa-. Hay que tener presente que el yogur se tolera mejor debido a que la fermentación reduce la lactosa a la mitad y, además, los cultivos de bacterias que se emplean en la fermentación contribuyen a fermentar la lactosa presente. Lo mismo sucede con los quesos, ya que su digestión es más lenta y porque tienen menos lactosa en el caso de los que son fermentados.
  • Se recomienda reforzar el contenido de calcio de la dieta con la ayuda de otros alimentos, tales como: soja, tofu, sardinas enlatadas y almendras -también puede ser leche de almendras-.
  • En todos los casos, se tiene que leer el etiquetado de los alimentos preparados o precocidos porque pueden contener lactosa, leche en polvo, leche, suero lácteo o nata.
  • Lic. Magela Mallada
    Nutricionista de SUAT

    En SUAT contamos con un equipo de nutricionistas que te atenderá en la Clínica del Estadio con la comodidad y celeridad que estás buscando en un lugar que es agradable, reservado y pensado para vos. Más información aquí

    Palabras clave:  intolerancia, lactosa, ingesta, tratamiento, afección, lácteos

    Envianos tus consultas

    Enviar

     

    Diccionario Médico

    A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

    Boletín de noticias

    Suscribite a nuestro newsletter haciendo click aquí

    Contacto

    Administración21 de Setiembre 2474 - CP 11300
    Montevideo, Uruguay
    Tel: 2711 07 11
    mensajes@suat.com.uy