HISTORIA CLINICA

ACCESO

Cerrar

REGISTRO

Cerrar
  • Se ha enviado un e-mail a su casilla con los datos de acceso.

Recordar Contraseña

Cerrar

Completá los siguientes campos y te enviaremos tu clave por e-mail:

 

Consejos Médicos

09.12.2015   |   Enfermedades médicas Volver

Enfermedades frecuentes del tubo digestivo en el adulto mayor. Parte 2

En la actual edición se hará énfasis en la patología gástrica referida a las afecciones frecuentes del tubo digestivo en este grupo etario. En particular, se explicarán detalladamente los dos problemas que suelen suscitarse en los adultos mayores: Úlcera Péptica (UP) y Hernia de Hiato (HH).

A pesar de la tendencia decreciente de esta enfermedad en la población general, la incidencia de úlcera gástrica y duodenal está aumentando en los ancianos y, en parte, se debe al aumento de los factores de riesgo: la infección por Helicobacter Pylori (HP) y el uso de fármacos ulcerogénicos -antiinflamatorios no esteroideos (AINE)-. En los adultos mayores es habitual el retraso en el diagnóstico y esto se da por la presentación atípica de la enfermedad, al igual que por la asociación con otras afecciones que pueden enmascarar los síntomas. Por lo tanto, esta realidad conlleva un tratamiento tardío y con eso se incrementan las complicaciones y la mortalidad.

Úlcera péptica
La UP está vinculada a un desequilibrio entre los factores agresivos y defensivos del tracto gastrointestinal. Los AINE y la infección por HP representan las causas más destacadas en cuanto al desarrollo de lesiones ulcerosas; por consiguiente, la eliminación de ambos es determinante para la cicatrización y prevención de recidivas. A continuación se detallan esos dos factores:

  • Fármacos AINE: Los ancianos consumen más AINE y están más expuestos a su toxicidad que cualquier otro grupo poblacional. La toxicidad de los AINE sobre la mucosa gástrica es directa y sistémica; la causa principal consiste en la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas gastroprotectoras, las cuales protegen la mucosa al inhibir la secreción ácida e incrementan el flujo sanguíneo de la mucosa y promueven la secreción de bicarbonato y moco.
  • HP: La infección por Helicobacter Pylori aumenta con la edad. Esta bacteria se encuentra entre el 90 y el 100% de las personas con úlcera duodenal y del 70 al 90% de las que padecen úlceras gástricas.

  • En cuanto a las características clínicas en el adulto mayor, éstas suelen ser tenues y atípicas; en los muy ancianos es frecuente encontrar lesiones más severas y con menor cortejo sintomático asociado. El cuadro habitual está constituido por dolor epigástrico sin irradiación que aparece de una a tres horas después de la ingesta de alimentos, despierta a la persona afectada y cede con las comidas o los antiácidos. En ocasiones, y principalmente en los que consumen AINE, el dolor está ausente y la manifestación inicial de la enfermedad puede ser una complicación -por ejemplo, hemorragia o perforación del estómago-. Por otra parte, la presencia de demencia dificulta la elaboración de la historia clínica y los ancianos con enfermedad coronaria o enfermedad pulmonar obstructiva crónica pueden manifestar un dolor similar al de la úlcera péptica sin que ésta se encuentre presente.
    Las complicaciones más comunes de la UP son la hemorragia y la perforación -en ese orden- y, por lo general, suceden más en los ancianos; su presentación puede ser atípica y en la mitad de los casos se trata del primer síntoma de la enfermedad.
    En referencia a la evolución, la úlcera péptica tiene un curso crónico y recidivante. Asimismo, cabe tener en cuenta que el riesgo de recidiva es mayor si existe infección persistente por HP, ingesta de AINE, tabaquismo activo y presencia de úlcera refractaria. La especie HP es la principal causa de gastritis atrófica, la cual se relaciona con esofagitis y aumenta el riesgo de cáncer gástrico. Por su parte, la ingesta de AINE se ha vinculado a esofagitis, enteropatías en el intestino delgado, colitis aguda y úlceras solitarias en el intestino grueso.

    Existen dos métodos para el diagnóstico:

  • Radiografía de vías digestivas altas con doble contraste: tiene una sensibilidad del 80 al 90%; sólo está indicada en personas con contraindicaciones para la endoscopia digestiva o cuando se rehúsa al procedimiento.
  • Endoscopía de vías digestivas altas: es la prueba de elección y tiene una sensibilidad del 95%. Además, es segura en el adulto mayor y permite la visualización directa de la mucosa y la toma de biopsias para la detección de HP o estudios anatomopatológicos.

  • En los últimos años, el tratamiento de las UP ha sido exitoso y está orientado a la supresión del ácido gástrico y a la eliminación de los factores coadyuvantes (HP y AINE). En el caso de úlcera péptica asociada a HP, el uso combinado durante 10 a 15 días de dos antibióticos y un inhibidor ácido -denominado Inhibidor de la Bomba de Protones (IBP)- sirve para alcanzar la cicatrización en forma efectiva y prevenir la recidiva. Cuando la UP es secundaria al uso de AINE, la suspensión de ese fármaco acelera la curación con tratamiento antiácido; sin embargo, si hay que continuar con el AINE, entonces se deberá optar por un subtipo de AINE.

    Hernia de Hiato
    Es una patología prevalente en la población anciana y su tamaño se incrementa conforme a la edad de la persona. La HH por deslizamiento o tipo 1 es la más usual en todos los grupos etarios, pero en el adulto mayor puede ir incrementando su tamaño con el paso del tiempo hasta transformarse en una HH por deslizamiento y paraesofágica o tipo 3. La pirosis -síntoma habitual- sucede con menor frecuencia e intensidad en los ancianos que en los jóvenes; aunque sí suelen sufrir los síntomas atípicos, como el dolor torácico, tos o aspiración. Además, se debe considerar que cuanto mayor es el tamaño herniario, también es mayor el riesgo de regurgitación -especialmente, nocturna o en decúbito-.

    El tratamiento crónico con IBP es de elección en el adulto mayor con HH de tipo 1. En caso de HH refractaria, puede valorarse la reparación por vía laparoscópica, individualizando la decisión pero teniendo en cuenta las características integrales del adulto mayor; en este marco, es de vital relevancia la valoración del estado funcional.

    Si mantienes dudas sobre esta temática, concurre a un especialista. SUAT te reitera que la prevención es la mejor herramienta para mantener un estilo de vida saludable y te recuerda que es muy importante prestar atención a los adultos mayores para brindarles ayuda en forma inmediata.

    Dr. Oscar López
    Médico de SUAT

    Palabras clave:  problemas digestivos, tubo digestivo, gastroenterología, alimentación

    Envianos tus consultas

    Enviar

     

    Diccionario Médico

    A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

    Boletín de noticias

    Suscribite a nuestro newsletter haciendo click aquí

    Contacto

    Administración21 de Setiembre 2474 - CP 11300
    Montevideo, Uruguay
    Tel: 2711 07 11
    mensajes@suat.com.uy