SUAT

www.suat.com.uy

09 de diciembre de 2018

16 de octubre, Día mundial de la alimentación

Lograr una correcta alimentación no es tan restrictivo como mucha gente imagina. Lo fundamental para una dieta saludable es ingerir variedad de comidas porque en esa diversidad se encuentran los diferentes nutrientes.

Pautas y alimentos necesarios

Las frutas, las verduras, los granos y las legumbres -comidas ricas en carbohidratos complejos, fibra, vitaminas y minerales, bajas en grasas y libres de colesterol- deberían formar parte de una gran cantidad de las calorías que se consumen diariamente. Los otros alimentos necesarios son los productos lácteos reducidos en grasa o descremados, cortes magros de carne, aves y pescados.

Hay que mantener un balance entre las calorías que se ingieren y las que se gastan. De esto se desprende lo siguiente: no consumir más comida de lo que el cuerpo puede utilizar porque se estaría ganando peso. Por el contrario, si eres muy activo entonces podrás comer más y, aún así, mantener un balance.

Seguir estas pautas básicas no significa que hay que renunciar a las comidas favoritas. Mientras la dieta, en general, sea balanceada y rica en nutrientes y fibra no hay nada de malo en relación a comer de vez en cuando una hamburguesa. Solamente cabe asegurarse sobre la limitación de la frecuencia con que se consume este tipo de comidas; al mismo tiempo, es imperativo optar por pequeñas porciones. Llevar una buena alimentación o una dieta saludable es un hábito que hay que desarrollar y, como todo hábito, es bueno empezar poco a poco. Asimismo, recuerda que una dieta saludable no significa que debas alimentarte con comidas sin sabor y sin gusto.

Educar al organismo

Las guías alimentarias basadas en alimentos (GABAS) son un instrumento educativo que adapta los conocimientos científicos sobre recomendaciones nutricionales y composición de alimentos, en mensajes prácticos que facilitan a las personas la selección y el consumo de una alimentación saludable. Consiste en mensajes breves, claros y concretos, culturalmente aceptables, fundamentados en hábitos y costumbres alimentarias de la población, dirigidos a personas sanas mayores de dos años, con el objetivo de promover la salud, reducir el riesgo de enfermedades nutricionales -tanto por déficit como por exceso-, acompañada de una representación gráfica o ícono que los identifica y ayuda a la población a recordar fácilmente cuáles son los alimentos que debe incluir en su alimentación diaria y en qué cantidades.

Consejos útiles en 10 pasos

  • Apostar por una vida saludable al mantener, diariamente, una alimentación variada que incluya alimentos de los seis grupos.
  • Comer con moderación según las porciones indicadas en cada grupo de alimentos para conservar un peso saludable.
  • Con el objetivo de rendir más durante el día se debe comenzar con un desayuno que incluya leche, pan y fruta.
  • Los lácteos son necesarios en todas las edades. Procurar consumir, por lo menos, medio litro de leche por día.
  • Incluir frutas y verduras de estación cada día de la semana y en cada una de las comidas.
  • Disminuir el consumo de azúcar, dulces, bebidas azucaradas, golosinas y productos de repostería.
  • Controlar la ingesta de carnes, fiambres, embutidos, manteca, margarina, quesos, crema de leche, mayonesa y frituras; esto se debe al alto contenido en grasas que poseen.
  • Limitar el consumo de sal y de los alimentos con alto contenido de ésta.
  • Elegir dentro de cada grupo de alimentos los más adecuados al presupuesto familiar.
  • Para prevenir las enfermedades trasmitidas por alimentos hay que cuidar su higiene, desde la compra hasta el consumo.
  • Lic. Magela Mallada
    Nutricionista de SUAT

    No te olvides que contamos con un equipo de nutricionistas que podrán atenderte en la Clínica del Estadio con la comodidad y la celeridad que estás buscando. Más información aquí

    SUAT

    © Suat 2012 - Todos los derechos reservados.