HISTORIA CLINICA

ACCESO

Cerrar

REGISTRO

Cerrar
  • Se ha enviado un e-mail a su casilla con los datos de acceso.

Recordar Contraseña

Cerrar

Completá los siguientes campos y te enviaremos tu clave por e-mail:

 

Consejos Médicos

05.03.2018   |   Ser padres, Salud General Volver

Desayuno saludable en edad escolar

El desayuno es una de las ingestas más importantes del día. Cuando los niños no se alimentan bien en esta primera comida no tienen la energía y la vitalidad para afrontar el esfuerzo físico e intelectual que les exigen las actividades escolares.

Además, un desayuno incorrecto hará que los niños sientan, a media mañana, la necesidad de un gran aporte energético. Esto generará que recurran a productos de alto contenido de azúcar y grasa -como los bizcochos y otros productos que están directamente relacionados con el crecimiento de los índices de sobrepeso y obesidad durante la infancia por su alto contenido calórico-. En realidad, muchos problemas de aprendizaje o aparentes dificultades propias de los síndromes de falta de atención pueden provenir de dietas inadecuadas .

Hay que intentar que los niños desde temprana edad se acostumbren a desayunar bien; de esta manera, el organismo se habitúa y exigirá una correcta alimentación todos los días. Mediante este mecanismo la familia estará previniendo lo que es, actualmente, una preocupación mundial de los expertos de alimentación: la obesidad infantil.

Beneficios de un desayuno sano

  • Se logra mayor concentración, rendimiento físico y productividad durante el día y un menor nivel de irritación.
  • Mejora el balance de energía y nutrientes que el cuerpo necesita.
  • Ayuda a mantener el peso dentro de los límites saludables en mayor medida que si se omite esta comida tan importante del día.

  • En el caso del niño que va al colegio en la mañana, se debe levantar temprano como para poder alimentarse; es sumamente importante asegurarse que eso suceda. Esta necesidad responde a que el tiempo que transcurrirá hasta la siguiente comida significativa -el almuerzo- será de varias horas y ese lapso es muy intenso aunque esté sentado en todo momento, ya que la actividad física no es la única que requiere energías porque la actividad mental también precisa un buen aporte.

    Para los pequeños que concurren a la escuela por la tarde el problema suele ser otro: se levantan demasiado tarde y la mañana no alcanza para distribuir dos comidas fundamentales -el desayuno y el almuerzo-. Por lo tanto, muchos padres tienden a eliminar uno de los dos y lo transforman en una colación liviana. Sin embargo, lo ideal es regular el ritmo del sueño y dar lugar a las dos comidas, tanto desayuno como almuerzo.

    Un desayuno acorde es el que contiene lácteos, pan y fruta. Y es primordial recordar que levantarse con una buena primera ingesta de alimentos adecuados es la mejor manera de comenzar el día; luego de ocho horas de sueño sin comer, el organismo necesita nutrientes y energía para las tareas que se van a desarrollar en la jornada.

    Lic. Magela Mallada
    Nutricionista de SUAT

    SUAT te recuerda que es necesario contar con el asesoramiento de un especialista. Nuestro equipo de nutricionistas podrá despejar todas tus dudas. Más información sobre este servicio, que es tanto para socios como no socios de SUAT, ingresando aquí

    Palabras clave:  desayuno, nutrición, alimentación

    Envianos tus consultas

    Enviar

     

    Diccionario Médico

    A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

    Boletín de noticias

    Suscribite a nuestro newsletter haciendo click aquí

    Contacto

    Administración21 de Setiembre 2474 - CP 11300
    Montevideo, Uruguay
    Tel: 2711 07 11
    mensajes@suat.com.uy