SUAT

www.suat.com.uy

22 de enero de 2019

Bajar de peso en verano

La imagen corporal es la representación mental del cuerpo, la cual se va gestando desde la niñez. Durante la adolescencia resulta trascendental para el desarrollo psicosocial del individuo.

En este contexto, es primordial mencionar que la imagen del propio cuerpo constituye un elemento importante de la autoestima para muchas personas. En la sociedad actual, existe un estereotipo de belleza prácticamente inalcanzable para la mayoría mientras se suele hacer foco en la mujer; comparadas con las modelos que aparecen en las revistas y la televisión, casi nunca se es lo suficientemente alta o delgada ni lo suficientemente rubia o encantadora como para poder considerarse una "mujer bella". A medida que transcurren los años, la gran preocupación consiste en disimular el paso del tiempo porque la consigna de hoy en día es obtener la juventud eterna. Siguiendo esta línea de pensamiento, es esencial plantearse el siguiente desafío: encontrar la "belleza propia" o estilo personal y liberarse de los estereotipos.

Para lograr esta meta es imprescindible imponerse objetivos que sean alcanzables, como puede ser el descenso de peso. La buena noticia es que el verano es una época ideal para empezar a trabajar en este punto porque las temperaturas elevadas generan disminución del apetito y esto se debe a que los requerimientos calóricos del organismo son menores. Por otra parte, se consume más líquido al perder mayor cantidad de agua por deshidratación. Sin embargo, es importante que la reposición sea a través de agua y no de refrescos edulcorados, ya que con este tipo de bebidas se ingiere azúcar y se produce acumulación de gases que genera una significativa distención del sector abdominal. En la medida de lo posible, también es fundamental evitar la ingesta de alcohol debido a que cuenta con un considerable aporte calórico.

Tips básicos
En lo que se refiere a frutas y verduras, el verano es un período de variedad porque se trata del momento ideal para crear y consumir diferentes tipos de ensaladas que se caracterizan por un aporte calórico reducido. La ingesta de alimentos crudos implica un mayor gasto energético de parte del organismo para digerirlos; lo único que hay que recordar es la buena higiene de los alimentos mediante la utilización de jabones neutros o antisépticos y enjuagarlos varias veces para evitar la contaminación. Asimismo, se sugiere guardar todos los alimentos en la heladera luego de haberlos limpiado bien. Por otro lado, el hecho de usar ropa liviana hace que se muestre más el cuerpo y esto es un incentivo para continuar con el plan de adelgazamiento. Al mismo tiempo, está comprobado que en verano se cuenta con mayor cantidad de luz solar por un lapso de tiempo más largo y eso repercute en el estado de ánimo: los "sentimientos negativos" disminuyen en esta época.

La lista de consejos continúa porque los meses de altas temperaturas son idóneos para la implementación de un programa de actividad física; no obstante, cabe aclarar que la hora ideal para practicar deportes es temprano en la mañana o en la tardecita. Para realizar ejercicio es esencial hidratarse muy bien -antes, durante y después-. Si hace mucho tiempo que no se practica ningún ejercicio, entonces será preciso asesorarse con profesionales para que indiquen qué es lo más adecuado. De todas formas, la caminata con paso ágil no tiene ninguna contraindicación y es la opción perfecta para empezar. Además, si se le da comienzo a este tipo de programas durante el verano será más fácil mantenerlo en el correr del año.

Está científicamente demostrado que la mejor combinación, para mantener una buena salud, es cuando se aplica una alimentación balanceada -baja en calorías- y una actividad física moderada. El Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson encontró que la mejor forma de entrar en un régimen alimenticio y deportivo exitoso es escribiendo un diario: es necesario registrar y tomar conciencia sobre el número de calorías consumidas para evitar engañarse o esquivar las consecuencias de los actos. Diferentes compañías han elaborado variadas opciones para que las personas se suscriban a un programa de entrenamiento y alimentación; como resultado, a través de éste se pueden monitorear.

En lo que se refiere a la imagen corporal y autoestima, está comprobado que al poner empeño en seguir un objetivo se logra mejorar considerablemente la imagen que se tiene de uno mismo. De esta manera, los "estereotipos artificiales de belleza" quedan alejados mientras que la "belleza real" resulta más alcanzable; es decir, se trata de la persona que con imperfecciones trabaja cada día para ser un poco mejor.

Dra. María Dutra
Médica de SUAT

Mantener un estilo de vida saludable es fundamental. Para asesorarte sobre cómo confeccionar un plan de alimentación que se adapte a tus necesidades específicas, contamos con un equipo de nutricionistas en la Clínica del Estadio que podrá ayudarte. Más información aquí

SUAT

© Suat 2012 - Todos los derechos reservados.